domingo, 7 de febrero de 2010

Carta de Pérez reverte a un joven lector vasco


Esta es la respuesta de Arturo Pérez Reverte a la carta de un joven lector vasco. (Un lector que seguramente haya estudiado en una ikastola la historia tergiversada de España) En la cual demuestra con argumentos cuan equivocado está dicho lector.


Eres joven y guipuzcoano, según deduzco por tu carta y el remite.
Escribes como lector reciente de la última aventura de nuestro amigo Alatriste, contándome que es el primer libro de la serie que cae en tus manos. Te ha gustado mucho, dices, excepto el hecho «poco riguroso» y «poco creíble» de que una galera española estuviera tripulada por soldados vizcaínos que combatían al grito de ‘Cierra España’; en referencia a la Caridad Negra, que en los últimos capítulos combate a los turcos, en las bocas de Escanderlu, llevando a bordo a la compañía del capitán Machín de Gorostiola. Y añades, joven amigo -lo de joven es importante-, que eso no disminuye tu entusiasmo por la historia que has leído; pero que el episodio de los vizcaínos te chirría, pues parece forzado. «Metido con calzador -son tus palabras- para demostrar que los vascos (y no los vascongados, don Arturo) estábamos perfectamente integrados en las fuerzas armadas españolas, lo que no era del todo cierto.»

Son las siete últimas palabras del párrafo anterior las que me hacen, hoy, escribir sobre esto; la triste certeza de que realmente crees en lo que dices. Te gusta la novela, pero lamentas que el autor haga trampas con la Historia real; la auténtica Historia que -eso no lo cuentas, pero se deduce- te enseñaron en el colegio. Así que, con buena voluntad y con el deseo de que yo no cometa errores en futuras entregas, me corriges. Debería, a cambio, escribirte una carta con mi versión del asunto. El problema es que nunca contesto el correo. No tengo tiempo, y lo siento. Esta página, sin embargo, no es mala solución. La lee gente, y así quizá evite otras cartas como la tuya. De paso, extiendo mi respuesta a la cuadrilla de embusteros y sinvergüenzas de los sucesivos ministerios de Educación, de la consejería autonómica correspondiente, de los colegios o de donde sea, que son los verdaderos culpables de que a los diecisiete años, honrado lector, tengas -si me permites una expresión clásica- ‘la picha histórica hecha un lío’.

Machín de Gorostiola es un personaje ficticio, como su compañía de infantería vizcaína. En efecto. Pero uno y otros deben mucho al capitán Machín de Munguía y a los soldados de su compañía, «la mayor parte vascongados», que, según una relación del siglo XVI conservada en el Museo Naval de Madrid, pelearon como fieras durante todo un día contra tres galeras turcas, en La Prevesa. En cuanto a lo de ‘Cierra España’, ni es consigna franquista ni del Capitán Trueno. Quien conoce los textos de la época sabe que, durante siglos, ése fue usual grito de ataque de la infantería española -en su tiempo la más fiel, sufrida y temible de Europa-, que en gran número, además de soldados castellanos y de otras regiones, estaba formada por vizcaínos; pues así, vizcaínos, solía llamarse entonces a los vascos en general, «a veces cortos de razones pero siempre largos de bolsa y espada». Y guste o no a quien manipuló tus libros escolares, amigo mío, con sus nombres están hechas las viejas relaciones militares, de Flandes a Berbería, de las Indias a la costa turca. Los oprimidos vascos fuisteis -extraño síndrome de Estocolmo, el vuestro- protagonistas de todas las empresas españolas por tierra y mar desde el siglo XV en adelante. Ése fue, entre otros muchos, el caso de los capitanes de galeras Iñigo de Urquiza, Juan Lezcano y Felipe Martínez de Echevarría, del almirante Antonio de Oquendo, su padre y su hijo Miguel, o de tantos otros embarcados en las galeras del Mediterráneo o en la empresa de Inglaterra. Las relaciones de Ibarra, Bentivoglio, Benavides, Villalobos o Coloma sobre las guerras del Palatinado y Flandes, los asedios, los asaltos con el agua por la cintura, las matanzas y las hazañas, las victorias y las derrotas, hasta Rocroi y más allá incluso, están salpicadas de tales apellidos, sin olvidar las guerras de Italia: en Pavía, por ejemplo, un rey francés fue capturado por un humilde soldado de Hernani, en el curso de una acción sostenida por tenaces arcabuceros vascos. Y te doy mi palabra de honor de que aquel día todos gritaron, hasta enronquecer, ‘Cierra España’: voz que, en realidad, no tenía significado ideológico alguno. Sólo era un modo de animarse unos a otros -eran tiempos duros- diciéndole al enemigo de entonces, fuera el que fuera: Cuidado, que ataca España.

Así que ya ves, amigo mío. No inventé nada. El único invento es el negocio perverso de quienes te niegan y escamotean la verdadera Historia: la de tu patria vasca -«La gente más antigua, noble y limpia de toda España», escribía en 1606 el malagueño Bernardo de Alderete- y la de la otra, la grande y vieja. La común. La tuya y la mía.
¡¡¡¡¡ESPAÑA!!!!!

8 comentarios:

Anónimo dijo...

Os metia vuestra España por el puto culo hasta que se os reventaran todas las almorranas cabrones.
Y coms se te ocurra censurarme te capo.

Angel dijo...

No tengo ningún problema en publicar tu comentario. Un poquito cobarde si que eres que firmas como anónimo... Has conseguido leer el artículo tú solito o te han ayudado?
Saludos

Gilen dijo...

Me ha gustado el artículo en cuanto a la corrección que supone hacia el error del joven, pero no me parece que la razón de su error tenga que ser la ikastola en la que haya estudiado. Yo también soy un joven vasco, tengo 20 años y he estudiado en el ambiente euskaldun desde siempre, y esos errores no se cometen en la enseñanza (o por lo menos en la pública).
Creo que todos deberíamos reflexionar un poco: los vascos para no ser tan cerrados de mollera, y el resto, para limpiar un poco esa falsa imagen que se tiene acerca de nosotros y nuestro entorno (ikastolas, cultura, etc)

Angel dijo...

Seguramente tengas razón,pero comentarios como el primero fomentan esa imagen de la que hablas. Me imagino que habrá colegios e institutos donde se respete la historia, pero tambien estoy convencido que hay otros donde no es así. Deberiamos buscar los lazos que nos unen entre las distintas comunidades antes de buscar lo que nos separa.
Saludos Gilen
Saludos

Jose J dijo...

Pérez Reverte comete el error de identificar Vasco con solo español. Se olvida que también existen los vascos franceses. Que seguramente también lucharían para Francia y su Rey. No por ello eran menos Vascos que sus hermanos del Sur. A lo mejor es el señor Perez Reverte el que tenga la “ picha histórica echa un lio”
Antaño, el primogénito se quedaba con el Caserío y los demás o se enrolaban en el ejército o se metían al clero o se iban a hacer las Américas. No sé, si por patriotismo o por necesidad.
El pueblo vasco como tal existe antes que apareciese España. Por otro lado era común desde los institutos españoles, el que se cometa errores como hacer creer que el concepto de España como país o ente político existe desde milenios.
Los vascos somos por encima de todo un pueblo. Y no quiero ponerle connotaciones políticas. Yo me siento mas unido a un Vasco de Biarritz, que a un Andaluz, aunque los dos me merecen el mismo respeto, por supuesto. No quiero en ningún caso ofender a nadie, pero es así.

Angel dijo...

Pérez Reverte no habla de vascos, habla de Vizcainos, que es como se les llamaba entonces. El nacionalismo vasco como tal surge en el siglo XIX.
En cuanto al origen de los vascos, es cierto, se remonta a cientos, incluso miles de años.
Tambien comprendo que te sientas mas identificado con un vasco del sur de Francia q con un andaluz, como tambien comprendo que un cantabro no se se sienta muy identificado con un canario, o un ovetense con un ceutí. Que no quiere decir que sean ni mejores ni peores, simplemente diferentes. y eso es lo que engrandece a un pais, la variedad d culturas.
y sobre los vascos que lucharon con sus armas por defender a España no tengas la menor duda, hoy en dia muchos se juegan la vida por defenderla, aunque sus unicas armas, en este caso, son las palabras.
saludos

Jose J dijo...

El concepto de Vasco, viene de la tribu de los Vascones. Tribu cuyo territorio comprendía el Norte de Navarra.

No me cabe la menor duda que durante años los vascos lucharon en nombre del reino de España y de Francia. Como se también se que nuestros antepasados lucharon contra el reino de los visigodos. O también, mas recientemente lucharon, la mayoría contra el Fascismo, pero una minoría también a favor del Franquismo.

Y por supuesto los vascos no somos ni superiores ni inferiores a nadie.

Pero lo que realmente importa es el presente y sobre todo el futuro.

No dejen que los medios desde España distorsionen la realidad política Vasca, con un aparente cambio en la estructura social Vasca. En las últimas elecciones Vascas, los soberanistas han tenido más votos que los españolistas (sin sumar los votos nulos del partido EHAK ilegalizado), aunque los partidos españolistas hayan tenido más escaños.

La mayoría de los Vascos quiere que su futuro se pueda decidir desde Euskadi, País Vasco, Vascongadas, Baskonia o como se prefiera definirse. Se que es difícil de aceptar desde España. Lo mismo que siglos anteriores las colonias de América decidieron decidir su futuro. Aunque desearía que sin guerras ni violencias. Solo con el voto y con la palabra.

Puede desde fuera de Euskadi, la historia de mi patria se escriba o se interprete de manera diferente a lo que se pueda interpretar por la mayoría de los vascos.
También se que intolerantes y violentos las hay en todas las partes. Gente que no acepta al que es diferente. Ya sea por su raza, nacionalidad, religión o ideología o también por no aceptar que no uno no se sienta español.

Estimado Ángel, permítame por favor que le defina así. No crea que todo el soberanismo o nacionalismo sea unos descerebrados violentos. Ni que las Ikastolas sea un comecocos manipuladoras de mentes que malinterpretan la historia.

Seda y Humo... dijo...

Si me permiten....no soy vasca ni mucho menos española...asi que opinaré solamente sobre unos puntos...
Se trataba de un libro y las historias pueden ser modificadas según el autor...además es verdad que los encargados de versar la historia la modifican según sus intereses personales y a los colegios solo llegan las versiones parcializadas por los autores de la época...
Al menos aquí en Venezuela a sido así...muchos de los personajes de la independencia fueron excluidos por no ser partidarios de los señores "feudales" o latifundistas en nuestro caso..
De todas maneras son buenos estos dialogos porque ayudan a tener otra visión de la historia que no se lee en libros...saludos